Blog

5 claves para reformar integralmente tu piso y convertirlo en una vivienda de alta eficiencia energética
5 claves para reformar integralmente tu piso y convertirlo en una vivienda de alta eficiencia energética
Existe la posibilidad de llevar a cabo una reforma integral de un piso antiguo y convertirlo en una vivienda de muy alta eficiencia energética. En este post te explicamos las claves del proceso.
Fecha:
3 de noviembre de 2020
Escrito por:
Julio A. Romero Alonso

Últimamente, cada vez son más las personas interesados en las viviendas de alta eficiencia energética o de consumo energético casi nulo. Como hemos explicado en anteriores post, se trata de viviendas que pueden ahorrar hasta un 90% de energía respecto a una vivienda tradicional. Generalmente asociamos estos conceptos a viviendas nuevas, ya sean pisos o viviendas unifamiliares, como las conocidas passivhaus. Puede parecer que solo aquellos con la posibilidad de construirse una vivienda unifamiliar o vivir en un piso recién construido (obra nueva) bajo los más altos estándares de eficiencia energética, pueden disfrutar de este tipo de viviendas.

Sin embargo, esto no es así. Existe la posibilidad, menos conocida, de reformar un piso normal y corriente de una ciudad, un piso de segunda mano en un barrio antiguo y céntrico de Madrid, por ejemplo, y convertirlo en un piso de muy alta eficiencia energética.

Eso sí, debemos ser conscientes de que reformar un piso antiguo y convertirlo en un piso de alta eficiencia energética no es una tarea sencilla, ni tiene nada que ver con la típica “reforma integral”. Para empezar, es necesario contratar un equipo de arquitectos especializados que estudien la vivienda y preparen un proyecto específico, indicando las soluciones necesarias, para convertir ese piso viejo, en una vivienda con las mismas características (o incluso superiores) que aquellas recién construidas y con un consumo energético mínimo.

Piso en Madrid con el interior totalmente demolido, preparado para llevar a cabo una reforma integral de alta eficiencia energética.

El tipo de reforma necesaria será integral, aunque quizá deberíamos llamarlo más bien “integral total”, debido al amplio alcance de la misma. Para poder implementar los materiales y soluciones necesarias para hacer que un piso antiguo se convierta en un piso de alta eficiencia energética, será preciso demoler absolutamente todo el interior de la vivienda: todos los revestimientos, todos los tabiques, todos los suelos, todos los techos y todas las instalaciones. En este tipo de obras, para garantizar un buen resultado, lo mejor es partir de cero, se demuele todo excepto los elementos estructurales del edificio y las instalaciones comunitarias (tuberías generales de suministro de agua, bajantes, etc.). A continuación, explicamos las principales claves en este tipo de reformas de alta eficiencia energética.

1. Hay que aislar toda la casa

Aislamiento térmico y premarcos de madera a los que se fijarán las nuevas ventanas en la reforma integral de alta eficiencia energética de un piso.

El principal requisito para que un piso sea de alta eficiencia energética es que no pierda energía de manera descontrolada. La mayoría de los pisos antiguos (casi todos los anteriores a 2006) de Madrid, no tienen aislamiento térmico de ningún tipo (o tienen un aislamiento muy escaso), lo que quiere decir que pierden energía por todos los sitios. Así que una de las claves para convertir un piso antiguo en una vivienda de alta eficiencia energética, será aislarlo por completo.

Si nuestro piso tiene espacio suficiente en la cámara de fachada para insuflar aislante térmico, esto puede ser una solución barata y eficaz, pero no siempre es la ideal (porque, entre otras cosas, es difícil garantizar la continuidad del aislante). En nuestros proyectos, generalmente planteamos un trasdosado térmico por todo el perímetro interior de la vivienda. Para no perder espacio, demolemos la hoja interior de la fachada y la rehacemos por completo, integrando en la misma una capa de aislamiento continua con el espesor apropiado. En algunos pisos no es posible demoler la hoja interior de fachada (a veces porque no existe), en estos casos deberemos trasdosar directamente todo el interior de la casa con un sistema aislante que elimine todos los puentes térmicos.

Aislamiento de techos en una reforma integral de alta eficiencia energética de un piso.

Aislar el perímetro o fachadas de la vivienda es la parte más compleja, pero también hay que aislar el suelo y los techos. En el suelo, si tenemos otro piso debajo, será suficiente una capa continua de paneles aislantes XPS de poco espesor (si bajo el suelo de nuestra casa se situara un local no climatizado o exterior, la solución deberá ser distinta). En el techo, lo más sencillo es aislar con paneles de lana de roca colocados sobre el falso techo, aunque también es posible pegar estos paneles al forjado superior, constituyendo una capa de aislamiento continua.

2. Sellar todos los huecos

Vivienda de alta eficiencia energética totalmente reformada.

Aislar consiste en “poner un abrigo” a la vivienda, pero si no sellamos todos los huecos que comunican el interior de la vivienda con el exterior, entonces es como si fuéramos con ese abrigo, pero con la cremallera desabrochada. Si no sellamos los huecos que comunican el interior de nuestra vivienda con el exterior, estaremos perdiendo mucha energía por la entrada y salida de aire a través de los mismos (muchas veces esta corriente de aire es casi imperceptible pero existe). Así que será necesario sellar con los materiales adecuados (yeso fino, cintas estancas, etc.) cualquier hueco de este tipo, nos referimos al perímetro de las ventanas, enchufes que van empotrados en las fachadas, salida de aire de la campana extractora, salida de tubos de aire acondicionado o ventilación, etc.

3. Sustituir las ventanas

Sustitución de ventanal a terraza en la reforma integral de alta eficiencia energética de un piso.

Para completar la capa de aislamiento, tenemos que colocar unas buenas ventanas. Se podría decir que este paso es insalvable. Es posible que el piso viejo tenga unas ventanas no muy antiguas, pero seguramente sean mucho peores que cualquier ventana actual y, lo que es peor, sean nuevas o viejas, es casi seguro que estarán mal colocadas.

La buena colocación de la ventana es crucial para que funcione de manera óptima, debe quedar alineada con la capa de aislamiento térmico, con la que habremos forrado o trasdosado previamente la vivienda. Además, una vez colocada de manera que no existan puentes térmicos, todo su perímetro se debe sellar con cinta de estanquidad o siliconas especiales por dentro y por fuera, de cara a evitar filtraciones de aire en el perímetro.

Las persianas deben ser motorizadas, para evitar que entre aire a través de las aperturas para la típica cinta de persiana manual. En cuanto a las características del vidrio y del marco, el arquitecto las dejará definidas en el proyecto. Las características del vidrio deben cambiar dependiendo de la orientación. Si quieres más información sobre cómo elegir y colocar bien una ventana, puedes leer el siguiente post:

4. Ventilar sin perder energía

Instalación de ventilación con recuperación de calor en la reforma integral de alta eficiencia energética de un piso.

De nada sirve sellar perfectamente toda la vivienda para no perder energía por las filtraciones de aire, si después abrimos de par en par las ventanas constantemente para ventilar. Para evitar esta situación, es necesario instalar un sistema de ventilación con recuperación de calor. Estos aparatos extraen el aire viciado de la vivienda e insuflan aire limpio hacia el interior, pero sin perder apenas energía. Actualmente hay muchos recuperadores de calor en el mercado con eficiencias por encima del 90%, es decir que, si extraen aire viciado a 24 ºC de la vivienda, recuperan al menos 22 ºC, los cuales se transmitirán al aire nuevo que entra desde el exterior. Esto permite ventilar la vivienda de manera continua sin apenas perder energía.

Este apartado tiene una doble importancia. Ventilar la vivienda de manera eficiente no sólo es positivo para conseguir que nuestro piso antiguo se convierta en uno de alta eficiencia energética, también es beneficioso para nuestra salud, más ahora que pasamos tanto tiempo en nuestras viviendas (más del 90% del tiempo en caso de teletrabajar). Y esto es beneficioso porque no es lo mismo abrir las ventanas 10 minutos por las mañanas para ventilar, que disponer de un sistema que ventila poco a poco, pero durante todo el día. Si a esto le sumamos el hecho de que todos los recuperadores de calor van equipados con filtros, por los que pasa el aire y se limpia antes de ser insuflado en las estancias de nuestra casa (pudiendo llegar al nivel de filtrado que se requiere en los quirófanos), las ventajas se multiplican.

5. Cambiar el sistema de climatización

Instalación de suelo radiante-refrescante en la reforma integral de alta eficiencia energética de un piso.

Llegados a este punto, hemos descrito todas las actuaciones que serán necesarias para conseguir que nuestro piso antiguo tenga una demanda energética muy baja, probablemente cercana a un 90% inferior que la original. Como decíamos al principio, conseguir que la vivienda tenga una demanda muy baja de energía es la principal clave de cualquier vivienda de alta eficiencia energética.

Calentar un piso con el equipamiento descrito en los puntos anteriores será relativamente sencillo ya que, una vez aclimatado, no perderá la temperatura por ningún sitio (a no ser que dejemos abiertas las ventanas). Sin embargo, no tendría sentido equipar una vivienda de alta eficiencia energética con un sistema de climatización ineficiente.

El problema es que muchos pisos del centro de ciudades como Madrid tienen sistemas de calefacción centralizados. En estos casos tenemos 2 opciones:

  1. Desconectarnos del sistema de calefacción central del edificio y colocar nuestro propio sistema de climatización (refrigeración y calefacción) independiente, que será mucho más eficiente. Como desventaja, muy probablemente en el recibo de la comunidad tendremos que seguir pagando el mantenimiento de la instalación de calefacción comunitaria.
  2. Mantenernos conectados a la calefacción central del edificio y colocar termostatos de control en todos los radiadores. Probablemente la factura energética sea más alta de lo necesario y necesitaremos un sistema aparte para enfriar la casa, como aire acondicionado.

Si optamos por la opción 1, uno de los sistemas de climatización más eficientes en la actualidad es la aerotermia combinada con el suelo radiante-refrescante. Esta es una solución de muy bajo consumo energético, que notaremos en las facturas y que aporta un nivel de confort interior superior a cualquier otra.

Si optamos por la opción 2, aparte de adaptar los radiadores, tendremos que instalar un sistema de aire acondicionado que usaremos muy poco pero que conviene tener para los días más cálidos del año. La inversión es menor que en la opción 1 pero, dependiendo de las normas de la comunidad de propietarios, es posible que notemos menos en la factura el impacto de todas las medidas descritas en los puntos anteriores.

Y para finalizar, la pregunta clave ¿Cuánto puede costar hacer este tipo de reforma integral total en un piso? Según nuestra experiencia, el coste de las obras suele partir de los 800 €/m2. En este post solo hemos hablado de la parte referida a la eficiencia energética, pero también debemos considerar las calidades y acabados que se quieran instalar en la vivienda para que quede perfecta (tipo de revestimientos, alicatados, griferías, puertas, etc.), los cuales pueden tener un impacto bastante mayor en el presupuesto que las actuaciones de las que hablamos aquí. Si quieres información más detallada sobre el coste total de una reforma de estas características, puedes visitar nuestro anterior post:

La realización de este tipo de obras requiere del asesoramiento y los profesionales adecuados. En Arrevol, desde nuestro estudio de arquitectura en Madrid, estamos especializados en viviendas de muy alta eficiencia energética y disponemos de un equipo de arquitectos que te ayudarán en todo el proceso.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera