Blog

¿Cómo construir o hacer que una casa sea saludable?
¿Cómo construir o hacer que una casa sea saludable?
Cada vez oímos hablar más de casas pasivas, casas eficientes, casas nZEB o casas ecológicas, lo cuál es muy buena señal, pero muy rara vez escuchamos a alguien decir que busca construirse una vivienda saludable que, probablemente, sea lo más importante de todo.
Fecha:
22 de marzo de 2021
Escrito por:
Jorge Sanfulgencio Tomé
como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable

En el blog hemos hablado multitud de veces sobre casas pasivas y de alta eficiencia energética, tanto en obra nueva como en reforma o rehabilitación, y cada vez más gente tiene claro que quiere tener una casa que consuma muy poco. Luego, un grupo más reducido de clientes nos comenta que además de querer una casa muy eficiente o incluso autosuficiente, lo que quieren es que sea respetuosa con el medio ambiente, es decir, una casa ecológica. Pero solo en algunos casos encontramos clientes preocupados por construir o hacer que su casa sea saludable.

Claramente, el hecho de que muy poca gente mencione la intención de tener una casa saludable se debe a la total falta de información que hay sobre este tema. Mientras que los medios hablan cada día más de las casas pasivas, nunca oímos nada sobre como mejorar la calidad del aire de nuestra vivienda, cómo eliminar el gas radón o como evitar los efectos de la contaminación acústica en la salud.

¿Qué es una casa saludable?

El concepto es muy sencillo, una casa saludable es aquella en la que se crea un ambiente que resulta beneficioso tanto físicamente como psicológicamente para los usuarios. En un artículo anterior, explicamos extensamente los fundamentos de salubridad de una casa y lo que es Wellness Real Estate, pero en este post vamos a tener una visión más cercana y realizable. Para ello nos centraremos en 3 parámetros fundamentales para lograr tener una casa saludable:

  • La calidad del aire
  • La contaminación acústica
  • La radiación

La calidad del aire

Es, sin duda, el factor más determinante para lograr construir o hacer que una casa sea saludable. En la mayoría de viviendas, el aire del interior es entre 2 y 5 veces más contaminante que el del exterior. Aunque un dato como ese puede sorprender a más de uno, hay que tener en cuenta que en las viviendas la ventilación es muy puntual y al tratarse de espacios cerrados, la acumulación de agentes nocivos en el aire es mucho más frecuente que en el exterior. No solo hablamos de CO2 sino también de alérgenos, polvo o incluso moho.

Por suerte, este problema ya tiene una solución y cada vez hay más viviendas que la implementan, la ventilación de doble flujo o los, ya conocidos, recuperadores de calor. Si quieres leer mucho más a fondo sobre estos sistemas puedes leer nuestro artículo sobre ventilación mecánica:

Estos sistemas nos permiten ventilar nuestra vivienda de forma constante sin perder calor, como ocurre cuando abrimos las ventanas. Pero, además de estar renovando el aire de nuestra casa constantemente, nos permite colocar filtros para evitar la introducción de alérgenos o de contaminación.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Esquema de funcionamiento de la ventilación de doble flujo. Fuente: siberzone.es

Fabricantes como Siber o Zehnder ya venden estos sistemas con la etiqueta de “saludables”. Aunque en origen su objetivo era primordialmente el de ventilar sin perder temperatura en la casa, ahora ya han visto que el factor salud es aún más importante y por ello cada vez nos ofrecen filtros mejores para lograr una calidad de aire óptima en el interior de nuestras viviendas, haciendo que el aire que respiramos en nuestras casas sea más puro y saludable.

Temperatura y humedad, dos factores claves para la salud y el confort

Pero la calidad del aire no se mide solo por lo que respiramos, hay otros dos factores claves, la temperatura y la humedad. Mientras que es bastante obvio que nadie quiere respirar agentes nocivos y todos los queremos evitar, el margen de temperatura y humedad que cada persona considera de confort varía bastante. A todos nos ha pasado de estar en una casa o en una oficina a gusto con una camisa o una camiseta, mientras que al lado tenemos a alguien que está con jersey y, algún día, hasta tiene el abrigo puesto.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Instalación de recuperador de calor en una casa antigua de Madrid.

Sea cuál sea la temperatura con la que te sientas más confortable, lo importante es que en tu casa tengas una forma sencilla y precisa de controlarla. Sobre este tema hemos hablado en multitud de artículos, como pueden ser:

Aunque se habla mucho de la temperatura ideal, rara vez hablamos de la humedad ideal, pero esta es tanto o más importante de cara a nuestra salud. De forma muy resumida, podemos considerar que:

  • Humedad <20%: Nociva, muy seca
  • Humedad 20-40%: Adecuada, seca.
  • Humedad 40-60%: Idónea.
  • Humedad 60-80%: Adecuada, húmeda.
  • Humedad >80%: Nociva, muy húmeda.

Si nuestra vivienda tiene una humedad ambiental dentro de los rangos que se consideran nocivos, a largo plazo puede tener consecuencias en nuestra salud, tanto en el caso de ambientes muy secos (piel seca, picor de ojos, irritación de vías respiratorias…) como en los muy húmedos (aparición de mohos, infecciones respiratorias, enfermedades óseas…). Si queremos controlar la humedad de nuestra vivienda, las ventilaciones mecánicas que hemos mencionado antes pueden contar con sistemas de humidificación o deshumidificación que, sumados a un control inteligente, o incluso domótico, puede mantener nuestra casa siempre en un rango idóneo de humedad, temperatura y calidad del aire.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Vivienda rehabilitada en Madrid con introducción de aerotermia con suelo radiante-refrescante, ventilación de doble flujo, pérgola bioclimática, persianas de lamas orientables, domótica para control inteligente y paneles solares fotovoltaicos.

Contaminación acústica

Todo el mundo ha oído hablar de este concepto, habitualmente relacionado al ruido de las grandes ciudades o de las carreteras. Pero es mucho menos probable que hayas oído hablar de espacios acústicamente saludables a nivel doméstico. No podemos construir o hablar de una casa saludable sin tener en cuenta la contaminación acústica.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Tabla extraída del CTE DB HR

La OMS, en un comunicado sobre los efectos del ruido en las personas, decía que pueden afectar al desarrollo intelectual, educativo y en capacidades comprensivas. Además, puede también ser una causa de estrés y llegar a provocar efectos psicológicos duraderos. Así visto, el ruido que aguantamos en nuestras viviendas puede parecer mucho más nocivo de lo que podríamos pensar inicialmente.

Normalmente, donde más esfuerzo se pone en lograr espacios sin ruidos ni molestias acústicas es en centros educativos y en centros sanitarios donde, desde hace mucho, se sabía que el ruido inoportuno podía ser perjudicial para los estudiantes y los pacientes. Por desgracia, en las viviendas no hubo una preocupación a nivel normativo sobre este tema hasta el año 2019, con la introducción del DB HR de “Protección contra el ruido” en el CTE (Código Técnico de la Edificación). Por esta razón, la gran mayoría de las viviendas españolas no cuentan con ninguna medida para aislarnos acústicamente de nuestros vecinos o del exterior.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Instalación de trasdosado acústico en reforma de vivienda, compuesto por paneles Copopren

Toda vivienda que se construya hoy en día ya debe cuidar este apartado y no debería tener problemas de ruidos, pero ¿qué pasa con todas aquellas viviendas construidas antes del 2019? Cada día hay mejores aislantes acústicos en el mercado que nos pueden ayudar a tener una casa acústicamente saludable, pero, por desgracia, es extremadamente complicado llegar a librarse del 100% de los ruidos en casas antiguas. Esto se debe a que los sonidos que se producen por contacto en suelos o paredes, como las pisadas, los martillazos o una lavadora, se transmiten por vibración a lo largo de la estructura del edificio, no por el aire como hacen las voces o la música.

Si quieres saber más sobre este tema te recomendamos leer nuestro siguiente artículo:

El gas radón

Creo que no es necesario explicar por qué la radiación es mala para la salud, pero sí es posible que te estés preguntando ahora mismo qué radiación puede haber dentro de tu casa. Principalmente encontramos dos, el gas radón y los campos electromagnéticos.

Mapa indicando los niveles de gas radón, extraído del CTE

El gas radón es ya bien conocido por la mayoría de los españoles, aunque no muchos saben exactamente qué es y dónde está el peligro. El gas radón es un elemento radiactivo y, por desgracia, es el mayor causante de cáncer de pulmón en no fumadores. Este gas emana de ciertas piedras o rocas como el granito, la pizarra o los esquistos, y se cuela en nuestras casas por resquicios, huecos o incluso atravesando materiales porosos. La cantidad de radón que podemos encontrar al aire libre es muy leve, pero en las viviendas, una vez que consigue entrar, se puede acumular y ser muy perjudicial.

Al igual que con el ruido, la normativa española decidió en el año 2019 que ya era hora de poner un control al gas radón y añadió al DB HS del CTE la “Guía Rehabilitación frente al radón”. Está guía nos indica, entre otras cosas, qué zonas de España son las más afectadas por este gas, cómo puede colarse en un edificio y, lo más importante de todo, nos da soluciones para evitar que entre en nuestras casas.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Esquema extraído del CTE

Como con todo, las casas construidas actualmente ya tienen que contar con sistemas para evitar el gas radón, los cuáles son muy fáciles de implementar, ya que las láminas impermeabilizantes que se colocan en las soleras para evitar humedades son también barreras de radón. Estas láminas cumplen dos funciones en una sin ningún coste adicional, eso sí, debemos cerciorarnos de que se colocan correctamente (sin fisuras y con los solapes correctos) para que funcionen. Las barreras de radón son una solución pasiva, pero si además queremos una solución activa podemos recurrir, de nuevo, a la ventilación mecánica. Estas soluciones también pueden implementarse en casas ya construidas pero su coste y complejidad es mayor.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable
Instalación de barrera de radón en solera

La radiación electromagnética

Por otro lado, y ya, por último, tenemos la radiación electromagnética, es decir, los campos magnéticos creados por cables y aparatos eléctricos que tenemos por toda la casa. Este electromagnetismo no es tan perjudicial para la salud como todos los otros puntos que ya hemos tratado en este artículo, pero, entre otras cosas, nos puede causar dolores de cabeza, trastornos dermatológicos y, probablemente la consecuencia más conocida, alteración del sueño.

Todos los aparatos electrónicos en mayor o menor medida generan campos electromagnéticos. El microondas, el horno, el móvil, la televisión, la antena, el wifi… incluso los enchufes o los cables que hay por nuestras paredes generan estos campos.

Pero si esta radiación está tan presente en nuestra casa ¿cómo la podemos evitar? La mejor forma de evitar los perjuicios que el electromagnetismo puede causar a nuestra salud es con un diseño inteligente, es decir, alejando en la medida de la posible los puntos más perjudiciales de las zonas de descanso, sobre todo de las camas. También es buena solución apagar los móviles o el wifi de vez en cuando, sobre todo cuando queremos descansar.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable

Sobre los cables que generan campos electromagnéticos debemos recalcar que esto pasa solo en la corriente alterna, no en la continua. Por desgracia, toda la red doméstica española está ejecutada con corriente alterna. Una forma drástica de no tener corriente alterna en nuestras casas es desconectarse de la red general eléctrica y trabajar únicamente con paneles solares fotovoltaicos, que trabajan con corriente continua.

Para saber como de expuestos estamos a este tipo de radiaciones, tanto al gas radón como a las radiaciones electromagnéticas, podemos realizar un estudio geobiológico, un tipo de estudio centrado en estos temas y que debe realizarse antes de diseñar o construir cualquier casa saludable.

Conclusión

Sin demasiado esfuerzo y sin que suponga diferencia económica alguna, nos podemos construir una casa saludable si contamos con el diseño y asesoramiento adecuado. Nuestra casa puede ser confortable, eficiente, ecológica y, ahora también, saludable.

como-construir-o-hacer-que-una-casa-sea-saludable

Si este artículo te ha resultado interesante y estás pensando en construir una casa saludable, no dudes en contactarnos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Es el “llave en mano” un método fiable para construir?
¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
Tu reforma de calidad, con la confianza de un arquitecto a tu lado.

Consúltanos sin compromiso.