Blog

Cómo diseñar un armario. Medidas mínimas y recomendadas
Cómo diseñar un armario. Medidas mínimas y recomendadas
El almacenaje es una parte esencial de la vivienda. Cada vez queremos más armarios en nuestras casas, pero si no contamos con todo el espacio que nos gustaría, es importante saber organizar y aprovechar al máximo el espacio que ya tenemos.
Fecha:
21 de febrero de 2022
Escrito por:
Jorge Sanfulgencio Tomé

En arrevol estamos especializados en el diseño de viviendas, en como aprovechar cada metro cuadrado de casa para obtener un diseño atractivo y, sobre todo, funcional.  Para optimizar un diseño es importante conocer con todo detalle las medidas mínimas y recomendadas para cada estancia de la casa, algo que hemos repasado exhaustivamente en el blog, dedicando al menos un artículo a cada tipo de estancia (salón-comedor, cocina, baños y dormitorios). En esta ocasión no vamos a hablar de una estancia completa, sino de un mueble muy concreto y esencial en toda casa, los armarios.

Normalmente, el diseño de un armario es trabajo del carpintero que lo fabrica y monta, o de un interiorista. Pero gracias a los sistemas modulares que ofrecen cada vez más empresas (siendo la más conocida IKEA), todos nos hemos animado en algún momento a diseñar nuestro propio armario. Organizar un armario puede parecer fácil, pero saber sacar el mayor aprovechamiento es una tarea mucho más complicada.

Ancho de un armario

Antes de poder organizar el espacio de almacenaje interior del armario, necesitamos saber que tamaño puede llegar a tener. Con un carpintero, podemos hacer armarios a medida de casi todos los anchos, pero vamos a repasar algunas recomendaciones.

  • Si el armario va a tener puertas abatibles no es recomendable que tenga menos de 50 cm de ancho.
  • Si se usan puertas correderas no debemos bajar de 150 cm de ancho.
  • En armarios sin puertas podemos llegar a bajar hasta un ancho de 30 cm.
  • El ancho mínimo de armario recomendable por persona es de al menos 1 metro.

Fondo de un armario

Este es el único apartado sobre armarios que ya hemos tocado en el blog, puedes leer sobre ello aquí (Cómo diseñar un dormitorio). Cuando queremos saber que tipo de armario nos va a entrar, lo primero que vamos a tener en cuenta es el fondo con el que contamos.

  • 65 o más cm de fondo – Armario con puertas correderas para todos los usos.
  • 60 cm de fondo – Armario con puertas abatibles para todos los usos. Es la medida más usada.
  • 35 a 50 cm de fondo – Armario con puertas abatibles para complementos o ropa doblada.
  • 25 a 35 cm de fondo – Armario sin puertas para complementos o zapatos.

Altura de un armario

Aquí no hay que dudarlo, el armario hasta arriba siempre que sea posible. Si queremos tener una casa organizada es importante buscar un hueco para almacenarlo todo, no solo la ropa. Por esta razón, es muy recomendable llevar los armarios hasta la altura del techo, para aprovechar hasta el último centímetro. Los armarios tienen casi siempre una zona superior de altillo o maletero a partir de, aproximadamente, 180-190 cm desde el suelo. A esas alturas ya no es cómodo acceder de forma constante a nuestra ropa por lo que dejamos baldas libres para guardar ropa de cama, maletas y otros trastos de la casa.

Los armarios que nos venden ya hechos suelen tener entre 200 y 240 cm de altura total. Entre 230 y 240 cm lo podríamos considerar una altura estándar. Estos armarios nos dejarán unos altillos libres de unos 40-50 cm, los cuales tienen muy buen aprovechamiento. Si tu casa tiene mucha más altura disponible es posible que haya que recurrir a dividir el espacio de maletero en varias alturas o colocar herrajes extraíbles, que bajan con facilidad para darnos mayor accesibilidad a las zonas altas.

Puertas de un armario

Este es el tema que más debate genera con el diseño de los armarios. Casi todo el mundo tiene su preferencia en cuanto al sistema de apertura y, normalmente, tienden a usar el sistema con el que están más acostumbrados. Pero aparte de preferencias personales, la elección del tipo de puertas tiene una parte más objetiva y técnica. Vamos a repasar algunos de los puntos más importantes sobre las puertas de los armarios.

  • Las puertas abatibles ocupan menos, por lo que nos permiten tener armarios en huecos de menos fondo.
  • Las puertas correderas necesitan guías que ocupan unos 8-9 cm, espacio de fondo que perdemos en nuestro armario. Si se colocan 3 guías para tener 3 puertas independientes ya nos vamos a 13-14 cm perdidos.
  • Las puertas abatibles es recomendable que tengan un ancho cercano a los 50 cm. Si se hacen más anchas hay riesgo de descuelgue y nos quitan mucho espacio al abrirse.
  • Las puertas correderas no es recomendable que tengan menos de 75 cm de ancho y, a ser posible, 1 metro. Si la puerta es muy esbelta (poco ancho y mucha altura) puede descarrilar.
  • Las puertas abatibles nos permiten abrir el armario por completo, mientras que con las correderas siempre habrá una parte cerrada.
  • Las puertas abatibles requieren mayor espacio libre delante para poder abrirlas cómodamente. En el caso de colocar un armario al lado de la cama, es recomendable usar puertas correderas para no estorbar a la cama ni a las mesitas de noche.
  • También podemos optar por hacer un armario o vestidor sin puertas, algo que cada vez vemos más habitualmente. Requieren menos fondo, pero suponen una mayor labor de organización y limpieza.

Organización interior de un armario

Una vez tenemos el tamaño de nuestro armario decidido, llega el momento de organizarlo por dentro. Debemos tener en cuenta que las opciones para diseñar el interior de un armario son ilimitadas y que un carpintero puede hacer casi cualquier cosa que le pidamos por muy especial que sea. Para poder hablar de medidas y consejos tenemos que generalizar mucho y, por ello, vamos a centrarnos en las medidas de un armario para una persona adulta de estatura media.

Una buena organización interior de nuestro armario implica, antes de nada, saber cuanto ocupa nuestra ropa. Podemos coger un metro y medir nuestras camisetas o blusas dobladas, nuestros pantalones colgados y nuestro abrigo o vestido más largo para sacar unas medidas exactas, pero, es más sencillo marcar unos márgenes amplios para cada tipo de prenda. Según lo que ocupe la ropa vamos marcando el tamaño de las baldas, cajones o la altura de las barras.

Fuente: hammermelamine.blogspot.com

Para la ropa colgada se suelen manejar 3 franjas de tamaño:

  • Ropa larga: abrigos, trajes y vestidos – Ocupan entre 100 y 160 cm. Se recomienda dejar un hueco con altura libre 180 cm.
  • Ropa media: camisas, pantalones, faldas y chaquetas – Ocupan entre 80 y 110 cm. Lo más habitual es dejar una altura de 110 cm para este tipo de ropa.
  • Ropa corta: pantalones doblados o cortos, blusas, camisetas y faldas cortas – Ocupan entre 30 y 70 cm. El espacio para esta ropa tiene unos 80-90 cm de altura y es habitual usar dos barras en un mismo modulo para aprovechar mejor la altura del armario.

Es importante que coloquemos las barras siempre a una altura que nos resulte cómoda para quitar y poner perchas. La altura máxima para que una barra sea cómoda es de 200 cm sobre el suelo y la mínima es de 80 cm.

La ropa doblada es mucho más homogénea que la que va colgada, ya que podemos doblarla siempre igual. Habitualmente, una prenda correctamente doblada ocupa 30cm de ancho por unos 35-40 cm de fondo. En cuanto al alto, debemos tener en cuenta que un suéter o jersey ocupa el doble que una camiseta, camisa o blusa. Por comodidad, accesibilidad y para evitar arrugas, se recomienda apilar hasta 3 jerséis y hasta 5 camisetas. Visto esto, una balda debe tener un mínimo de 30 cm de ancho (si es para una sola prenda) por 40 cm de fondo, y una altura de entre 25 y 30 cm.

Por último, tenemos los cajones y los zapateros. Es muy cómodo y accesible tener la ropa colgada en barras o colocada en baldas (extraíbles o fijas), pero en las partes bajas del armario puede resultar incómodo utilizar estos sistemas y, sobre todo, no nos permite ver nuestra ropa fácilmente. Por esta razón, en las zonas inferiores del armario, desde el suelo hasta 55-80 cm del suelo, se suelen colocar cajones y/o zapateros, habitualmente se ponen 3 o 4. Hay cajones muy finos, de tan solo 10 cm de alto, para complementos, pero lo habitual es que tengan entre 20 y 30 cm de alto. Para un mejor aprovechamiento de los cajones, es muy recomendable hacerlos con divisiones o compartimentos interiores.

Si te gusta organizar espacios y eres una persona muy ordenada, es muy posible que te guste y entretenga diseñar tus propios armarios. Para aquellos que no se les da tan bien el orden, lo más recomendable es pedir consejo al carpintero.

Compartir

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera