Blog

Medidas mínimas y recomendadas para hacer una casa accesible
Medidas mínimas y recomendadas para hacer una casa accesible

Las limitaciones físicas y sensoriales que sufren algunas personas dificultan las actividades cotidianas de la vida. Es esencial que la arquitectura cubra las necesidades de estas personas para que puedan valerse por sí mismas dentro de su propia vivienda.

Fecha:
19 de diciembre de 2022
Escrito por:
Jorge Sanfulgencio Tomé

Cuando hablamos de viviendas accesibles, automáticamente pensamos en una persona en silla de ruedas o en alguien de muy avanzada edad, que son los dos casos más comunes, pero la accesibilidad está pensada tanto para aquellos con limitaciones físicas como sensoriales, intelectuales y mentales, esto incluye, por lo tanto, a cualquier persona que no pueda desenvolverse con normalidad en una vivienda estándar.

Si quieres leer nuestros anteriores artículos sobre dimensiones mínimas y/o recomendadas puedes ir a los siguientes links:

Medidas de escaleras

Medidas de baños 1

Medidas de baños 2

Medidas de cocinas

Medidas de dormitorios

Medidas de salones

Las distintas normativas urbanísticas a nivel nacional (el documento principal sobre accesibilidad en edificios es el CTE DB SUA 9) y autonómico han ido introduciendo cada vez más condiciones para lograr una arquitectura mucho más accesible. Ya estamos acostumbrados a que los edificios con acceso al público cuenten con plazas de aparcamientos accesibles, rampas en lugar de escaleras, amplios ascensores y pasillos, etc. Pero aunque en la ley se regulan muchas medidas para hacer la arquitectura accesible, en la vivienda unifamiliar privada esas condiciones no son exigibles y es decisión de cada propietario el aplicarlas o no.

Ejemplo de vivienda accesible

Si estás pensando en adaptar tu vivienda, la de un familiar o en construir una nueva vivienda que pueda ser accesible, a continuación dejamos una lista de las medidas más importantes a tener en cuenta:

1. Empezando por lo más obvio, cualquier desnivel debe salvarse mediante una rampa o un ascensor accesible. Nunca debemos tener escalones, no solo hablamos de escaleras, sino incluso de pequeños desniveles de apenas unos centímetros.

2. Uno de los puntos más importantes y que se debe respetar por toda la casa es que, en todas aquellas zonas que sepamos que una persona va a necesitar girar (antes de una puerta, cerca de la cama, en la cocina, en un baño, etc.) debemos dejar un espacio libre de obstáculos de, al menos, 1,50 m de diámetro.

Medidas en pasillos y vestíbulos.

3. En los pasillos dejaremos un ancho libre superior a 1,10 m. Se pueden realizar estrechamientos puntuales respetando un ancho de 1 m en longitudes menores a 0,50 metros. Esos estrechamientos deben estar alejados de puertas y zonas de cambio de dirección.

Medidas para puertas accesibles.

4. Las puertas deben abrir 90º o más y tener un paso libre de 0,80 m con una sola hoja. Para lograr esto lo recomendable es colocar puertas de ancho 82,5 cm, que es una de las medidas estándar para puertas de paso.

5. Los tiradores de puertas y armarios deben estar situados a una altura de entre 0,80 y 1,20 m desde el suelo, y ser maniobrables con una sola mano, aunque es preferible si se automatizan. Con la domótica actual podemos accionar la apertura de una puerta con un comando de voz.

Espacio libre junto a las puertas

6. A ambos lados de una puerta debemos dejar un espacio libre de obstáculos de al menos 1,20 m de diámetro.

7. En los suelos evitaremos usar materiales que puedan disgregarse o tengan piezas sueltas, como gravas y arenas. Y elementos como felpudos o moquetas deben encastrarse en el suelo para que queden al ras y no formen un pequeño desnivel.

8. Para los interruptores de la casa se recomienda una altura de entre 80 y 120 cm. Preferiblemente automáticos o de fácil accionamiento, pudiendo usarse con el puño cerrado o el codo.

Altura de mecanismos.

9. Los enchufes y otras tomas, como TV e internet, se colocarán a una altura de entre 40 y 120 cm.

10. Todos los mecanismos de la casa, ya sean interruptores o enchufes, se deben alejar de esquinas y rincones al menos 35 cm, y se recomienda utilizar colores que contrasten con el color de la pared donde vayan colocados.

11. En todos los baños habrá un espacio libre de al menos 1,50 m de diámetro, como hemos comentado en el punto 2, y no se dejarán anchos inferiores a 1,20 m. También se recomienda la instalación de barras de apoyo, aunque esto depende mucho de las limitaciones del usuario.

Ejemplo de baño accesible.

12. Los lavabos no deben ser de pedestal ni tener mueble debajo, ya que debemos dejar un espacio libre por debajo del lavabo de 70 cm de alto x 50 cm de fondo.

13. Los inodoros tendrán la altura del asiento a 45-50 cm. En al menos uno de los dos lados del inodoro se dejará un espacio libre de un mínimo de 80 cm de ancho por 75 cm de fondo para poder hacer la transferencia lateral.

Ejemplo de aseo accesible.

14. Las duchas serán enrasadas al suelo con una pendiente de evacuación máxima del 2%. Se recomienda tener un espacio libre mínimo de 1,80 m x 1,20 m y, en caso de estar cerrada, deberá tener un espacio libre de obstáculos de 1,50 m de diámetro.

15. En las duchas accesibles se recomienda disponer de un asiento de 40 cm de profundidad x 40 cm de ancho y 45-50 cm de altura, abatible, con respaldo y con un espacio libre a un lado de al menos 80 cm para transferencia lateral.

Medidas recomendadas en baños accesibles.

16. En los baños, los mecanismos y accesorios irán entre 0,70 y 1,20 m de alto. Las llaves de corte no deben estar por encima de 1,20 m para ser accesibles. Y el espejo empezará a una altura inferior a 0,90 m.

17. En los dormitorios se dejará, como en casi toda la casa, un espacio libre de al menos 1,50 m de diámetro teniendo en cuenta el amueblamiento.

Ejemplo de dormitorios accesibles.

18. A los lados y al frente de las camas se recomienda dejar 90 cm libres. Se puede dejar 80 cm en uno de los lados mientras el otro tenga suficiente espacio libre para hacer una transferencia lateral.

19. La altura de la encimera de la cocina no debe superar 85 cm desde el suelo. Y, debajo del fregadero y la zona de cocción, se dejará un espacio libre mínimo de 70 cm de alto x 80 cm de ancho x 60 cm de profundo.

20. Para el resto de estancias de la casa, como puede ser un salón, un comedor o un despacho, volvemos a necesitar ese diámetro libre de 1,50 m, pero además, es importante dejar un espacio libre de al menos 70 cm entre muebles, obstáculos y paredes.

21. En las salidas a exteriores, como terrazas, balcones o jardines, la carpintería debe quedar enrasada en el suelo o tener un resalto inferior a 5 cm.

Detalle de carpintería en salidas a exteriores.

Todos los planos mostrados en este artículo pertenecen al “Documento Técnico sobre el Decreto Andaluz de Accesibilidad”.

Aunque de primeras pueden parecer muchas medidas y normas a tener en cuenta para poder adaptar una vivienda, si prestamos atención, podemos ver como casi todo se resume en tener suficiente espacio libre de obstáculos por la casa para facilitar el movimiento. Nuestra recomendación es quedarse con el dato del círculo de diámetro de 1,50 m como base para calcular el espacio que debemos dejar libre, e intentar vaciar la casa de muebles u obstáculos innecesarios que puedan causar problemas.

Si quieres adaptar tu vivienda o la de algún ser querido, te recomendamos buscar y contactar con alguna empresa especializada en este tipo de trabajos. Ellos se encargarán de buscar las mejores soluciones posibles para cada caso y de ejecutar la propia obra.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera