Blog

Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
Un hogar debe ofrecernos una sensación de bienestar y comodidad. Muchas veces damos por hecho estas necesidades y no hacemos lo suficiente por lograr unas buenas condiciones de confort en nuestra casa, pero el confort es controlable y mejorable.
Fecha:
4 de septiembre de 2023
Escrito por:
Jorge Sanfulgencio Tomé
Arrevol_Confortencasa

El confort se puede describir como la sensación de estar cómodo, de estar “a gusto”, dentro de un entorno o situación. El confort puede ser emocional, psicológico, social o ambiental. Este último está directamente ligado a las condiciones del entorno en el que vivimos y trabajamos y, especialmente, a las condiciones de nuestra casa. Por esta razón, es clave conocer que puntos es importante controlar para lograr un mayor confort en nuestros hogares.

Antes de exponer en mayor detalle los puntos que afectan más a nuestro nivel de confort en casa, es importante destacar que el nivel de confort que una persona busca o necesita puede variar ampliamente según sus preferencias individuales y su cultura. Lo que es confortable para una persona puede no serlo para otra. En última instancia, el confort es subjetivo y depende de factores personales y contextuales.

1. El confort higrotérmico

El confort higrotérmico depende de las condiciones ambientales de humedad y temperatura en un espacio interior. Para lograr el confort higrotérmico, es importante que las condiciones de humedad y temperatura en un entorno estén dentro de un rango óptimo y sean adecuadas para las actividades que se desarrollen en ese espacio.

Arrevol_Confortencasa

La temperatura y la humedad interior perfectas en una casa pueden variar según las preferencias individuales y las condiciones climáticas regionales. De forma muy generalizada, se considera que una temperatura de confort térmico se encuentra en el rango de 20 a 26 grados Celsius y la humedad relativa óptima debe estar entre un 40 y un 60%, para la mayoría de las actividades diarias.

Hay que tener en cuenta que el confort higrotérmico depende en gran medida de las condiciones climáticas externas y las estaciones del año. No es lo mismo tener la casa a 22 ºC en verano que en invierno. Lo que se considera una temperatura o humedad «perfecta» puede ser subjetivo, y las preferencias pueden variar ampliamente. Algunas personas pueden sentirse más cómodas a temperaturas ligeramente más cálidas o más frías, o estar más acostumbrados a ambientes más húmedos o más secos.

También debemos tener en cuenta que el confort varía según la actividad que estemos llevando a cabo. No necesitamos las mismas condiciones cuando estamos haciendo ejercicio, que cuando estamos durmiendo. A menudo, se recomienda ajustar la temperatura según la actividad y el momento del día para lograr un equilibrio entre el confort y la eficiencia energética.

Un ambiente con niveles apropiados de humedad relativa y temperatura contribuye al bienestar y la comodidad de los individuos en ese entorno. Nuestra opinión profesional es que, los mejores sistemas actuales para controlar la humedad y temperatura en nuestra casa logrando un mayor confort, son el suelo radiante-refrescante y los recuperadores de calor.

Arrevol_Confortencasa

Es esencial que nuestra casa cuente con un diseño y un sistema de climatización y ventilación que nos permite mantener en todo momento una temperatura y una humedad dentro de un rango cómodo, independientemente de las condiciones climáticas externas.

2. El confort acústico

El confort acústico depende de los niveles de sonido y ruido en un entorno interior. Para que una casa sea considerada acústicamente confortable, debe proporcionar un ambiente en el que los sonidos no sean excesivos, molestos ni perturbadores para las actividades diarias y el descanso de las personas que viven en ella. Los principales factores que contribuyen al confort acústico son:

  • Control del ruido externo: La composición de nuestra fachada, así como la perfilería y los vidrios de nuestras ventanas, son los responsables de bloquear el ruido exterior, como el tráfico, los transeúntes u otras fuentes de sonido no deseadas. Si vivimos en un edificio plurifamiliar, entonces también debemos tener en cuenta la composición de los forjados, que nos dividen de los vecinos que tengamos encima y debajo, y de las medianerías, que nos separan de los vecinos con los que compartimos planta.
  • Control del ruido interno: Es recomendable adoptar medidas para minimizar ruidos internos no deseados, como ubicar estratégicamente los electrodomésticos más ruidosos, no tener tuberías o bajantes cerca de zonas de descanso, instalar cortinas o alfombras para reducir la reflexión del sonido, o elegir materiales de construcción y mobiliario que contribuyan al aislamiento acústico. Es esencial separar las zonas de descanso, como los dormitorios, de las estancias más ruidosas, como los salones o comedores.
  • Claridad acústica interior: El confort acústico no solo consiste en aislarse de ruidos molestos, ya sean de la calle, los vecinos o nuestros propios electrodomésticos, también queremos tener una buena acústica, poder tener una conversación tranquilamente o escuchar sin problemas nuestra televisión. Para esto es importante la presencia de materiales y objetos que reduzcan la reflexión del sonido dentro de la casa, evitando la reverberación excesiva y mejorando la claridad del sonido en interiores.
Arrevol_Confortencasa

El confort acústico es importante para el bienestar general en el hogar, ya que el ruido excesivo o molesto puede causar estrés, dificultades para concentrarse, problemas para dormir y otros efectos negativos en la calidad de vida de los residentes. Por lo tanto, diseñar y mantener una casa con consideraciones acústicas puede mejorar significativamente la experiencia de vivir en ella.

Desde hace algunos años, las normativas de construcción obligan a proteger contra el ruido dentro de los edificios. Nos obligan a aislar acústicamente hacia la calle, hacia los vecinos e, incluso, entre estancias de una misma casa. Esto es una gran noticia para todos aquellos que compren una casa de nueva construcción. Por desgracia, la mayor parte de las viviendas de España son anteriores a esas normativas y si queremos lograr un confort acústico debemos aislarlas acústicamente.

3. El confort lumínico

El confort lumínico implica tener la cantidad y calidad de luz adecuada para realizar actividades de manera cómoda y segura, así como para crear un ambiente agradable y funcional. Los ambientes oscuros no solo pueden dificultar la ejecución de ciertas actividades, sino que pueden influir en el estado de ánimo y la percepción del espacio. El confort lumínico se logra considerando varios aspectos:

  • Iluminación natural: La presencia de luz natural es fundamental para el confort lumínico. Las ventanas, tragaluces y aberturas adecuadamente ubicadas permiten que la luz del sol entre en la casa, reduciendo la necesidad de iluminación artificial y creando un ambiente más agradable. La orientación de nuestra casa juega un papel fundamental en la cantidad de horas de luz natural que obtendremos.
Arrevol_Confortencasa
  • Iluminación artificial: La elección y disposición de las fuentes de iluminación artificial, como lámparas, focos y apliques, es importante para garantizar que haya suficiente luz en cada espacio de la casa, evitando áreas oscuras o con sombras incómodas. En este tipo de iluminación es importante controlar aspectos como la temperatura de color, la reproducción cromática o la ausencia de deslumbramiento para lograr un confort visual a gusto de cada individuo.
  • Diseño interior: El confort lumínico y visual depende no solo de las ventanas y lámparas, sino también de los acabados que tengamos en nuestra casa, que incluye la elección de colores de paredes, techos, suelos y mobiliario, así como la disposición del mobiliario, ya que afectan a la distribución y reflexión de la luz en un espacio.
Arrevol_Confortencasa

El confort lumínico adecuado en una casa no solo mejora la funcionalidad y la seguridad, sino que también contribuye al bienestar de sus habitantes. La falta de luz o la iluminación inadecuada pueden causar fatiga visual, afectar el estado de ánimo y dificultar la realización de tareas cotidianas. Por lo tanto, diseñar y mantener un ambiente con consideraciones de confort lumínico es esencial para crear un hogar agradable y funcional.

4. El confort sanitario

El confort sanitario se refiere a la salud y el bienestar de los ocupantes de una casa. Implica tener un ambiente limpio, seguro y saludable en la vivienda. Es el tipo de confort más importante en un hogar y, probablemente, el que menos se suele tener en cuenta. Los aspectos más importantes del confort sanitario en una casa incluyen:

  • Calidad del aire interior: Mantener un aire interior limpio y libre de contaminantes es esencial para el confort sanitario. Esto incluye la ventilación adecuada para eliminar o diluir sustancias nocivas, como el humo, los alérgenos, los compuestos orgánicos volátiles (COV) y otros contaminantes del aire. Aparte de la ventilación natural a través de ventanas, es muy recomendable contar con un recuperador de calor para poder controlar la calidad del aire en el interior de nuestras casas.
Arrevol_Confortencasa
  • Suministro de agua potable: El acceso a agua potable de calidad es fundamental para la salud de los residentes. Debe haber un suministro de agua seguro y libre de contaminantes para beber, cocinar y limpiar. En los casos en los que el agua del grifo no es lo suficientemente buena para el consumo, es esencial usar filtros, depuradoras o sistemas de ósmosis.
  • Higiene y limpieza: Mantener una casa limpia es importante para prevenir la propagación de enfermedades. Esto implica prácticas de higiene personal y doméstica, así como la eliminación adecuada de basura y desechos, o el control de la humedad para evitar la aparición de mohos. Y, por supuesto, mantener la casa libre de plagas, como insectos y roedores, es esencial para evitar problemas de salud.
Arrevol_Confortencasa

El confort sanitario es un aspecto fundamental de la calidad de vida en una casa. Un entorno insalubre puede tener un impacto muy negativo en el bienestar de los residentes. Ese impacto no es necesariamente inmediato y muchas veces no somos conscientes de la afección que tiene en las personas hasta pasados varios años, como puede ocurrir, por ejemplo, con los efectos del gas radón.

Conclusión

Aunque este es un tema muy subjetivo y dependiente de las percepciones personales de cada individuo, de forma general, podemos decir que, una casa es confortable cuando proporciona una temperatura y humedad adecuada, iluminación suficiente, calidad del aire óptima, aislamiento acústico efectivo, diseño ergonómico, colores y decoración acogedores y seguridad, todo ello adaptado a nuestras necesidades y preferencias.

Arrevol_Confortencasa
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera
¿Puede la inteligencia artificial (IA) diseñar una casa?
Tu reforma de calidad, con la confianza de un arquitecto a tu lado.

Consúltanos sin compromiso.