Blog

¿Qué es y cómo funciona una casa pasiva?
¿Qué es y cómo funciona una casa pasiva?
¿Qué significa exactamente que una casa sea pasiva? ¿Es realmente mejor que una casa normal y corriente? El propio término “pasiva” da una pista bastante buena.
Fecha:
12 de abril de 2021
Escrito por:
Julio A. Romero Alonso
que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

En los últimos años se está produciendo un cambio en la arquitectura y también en la forma de construir. Ahora, además del diseño, la calidad de los espacios y de los materiales, las viviendas (y casi todo tipo de edificios) deben tener un consumo energético muy bajo. Están en auge las conocidas como “casa pasiva”, término que se utiliza para identificar a las casas que, en resumen, tienen un consumo energético muy bajo, casi nulo, lo que se traduce en un importante ahorro económico para los propietarios.

Pero ¿Qué significa exactamente que una casa sea pasiva? ¿Es realmente mejor que una casa normal y corriente? El propio término “pasiva” da una pista bastante literal. Y es que las casas pasivas se basan precisamente en una serie de estrategias que les permite mantener un confort interior máximo (fresco en verano, cálido en invierno y bien ventilado) sin necesidad de realizar prácticamente ningún aporte energético. Es decir “funcionan por si solas” y muchas de ellas, bien calculadas y diseñadas, no necesitarían ni siquiera una caldera en invierno, ni un sistema de refrigeración en verano. Por eso se llaman casas pasivas, porque su propio diseño les permite mantener un nivel de confort muy alto en el interior.

¿Es mejor una casa pasiva que una casa normal?

Dicho esto, realmente no tiene mucho sentido plantearse si una vivienda “no pasiva” es mejor que una “vivienda pasiva”. A veces notamos cierta desconfianza en nuestros clientes hacia el concepto de “casa pasiva”, porque es algo nuevo y, acostumbrados a una manera de construir distinta, parece casi mágico que una vivienda se caliente sola. Sin embargo, conseguir que una casa sea pasiva no es tarea fácil y requiere multitud de cálculos, pero funciona. La realidad es que cualquier vivienda pasiva será mejor que una vivienda no pasiva (al menos desde el punto de vista económico, energético y de la sostenibilidad).

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

¿En qué se diferencian las casas pasivas de una vivienda tradicional? ¿Hay limitaciones de diseño en una casa pasiva?

También nos hacen muchas consultas sobre las limitaciones de diseño en las casas pasivas. En esto sí que no hay diferencia con una vivienda tradicional. El diseño de una casa pasiva puede ser como queramos (grandes ventanales, espacios diáfanos, estilo moderno, mediterráneo, rústico, etc.) solo que tendremos en cuenta más parámetros, de manera que el diseño ayude a conseguir un máximo confort en el interior. Es decir, diseñar una casa pasiva no tiene limitaciones pero supone más de trabajo para el arquitecto. Lo mismo ocurre con los materiales, una casa pasiva puede estar construida con termoarcilla, ladrillo, hormigón, metal, madera o incluso piedra.

La gran diferencia de una casa pasiva con una casa normal o tradicional está en el modo en el que se planifican y construyen. En las casas pasivas la exigencias en los sistemas y soluciones constructivas (en proyecto y en el proceso de obra) son muy altas y se presta especial atención a la correcta resolución de puntos críticos como la colocación de ventanas, el aislamiento térmico o las conexiones de unos elementos constructivos con otros. En resumen, en gran medida, una casa pasiva consiste en construir bien y con sentido común.

Quizá porque a mucha gente le costaba creer que una casa así podía existir o funcionar, aparecieron los diferentes certificados para evaluar la “calidad pasiva” de una vivienda, como por ejemplo el sello Passivhaus. El certificado alemán Passivhaus (en inglés Pasive House) garantiza y certifica (mediante planos, numerosos cálculos y comprobaciones en obra) que una vivienda cumple las condiciones necesarias para considerarse pasiva (Passivhaus en el caso particular de este certificado).

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

¿Cómo funciona una casa pasiva?

Las casas pasivas funcionan y son una realidad que ha llegado para quedarse (simplemente son mejores y ahorran dinero). El CTE español ya obliga a que todos los edificios de nueva construcción sean de energía casi nula (EECN) y para conseguir esto las estrategias pasivas son una condición indispensable.

Así que ¿Cómo funciona una casa pasiva? ¿Cuáles son sus estrategias o claves de funcionamiento? A continuación explicamos las principales estrategias que se aplican actualmente en las casas pasivas. Te sorprenderá ver que algunas de ellas son muy antiguas y de sobra conocidas, lo que pasa es que, en las últimas décadas (cuando el despilfarro energético no era un problema conocido), muchas se pasaban por alto:

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

Orientación y radiación solar

Orientar bien la vivienda es fundamental para que pueda tener un interior muy luminoso y captar energía de la radiación solar. La mejor orientación (en general y para el hemisferio norte) es la sur, ya que así la radiación solar calentará el interior de la vivienda en invierno, ahorrándonos mucha energía en calefacción. Esto no quiere decir que no podamos tener ventanas al norte, este u oeste. Hoy en día se pueden tener ventanas en cualquier orientación, porque se han mejorado tanto en los últimos años que las pérdidas energéticas que puede suponer una (o varias) ventana al norte no son tan relevantes.

Hemos hablado de la importancia de la orientación en un artículo anterior, si quieres informarte más sobre el tema haz “click” en el siguiente botón:

Los sistemas de protección solar

Para no usar el sistema de refrigeración en verano necesitamos que la casa no se sobrecaliente. Algunos se habrán asustado al pensar en el sol que entra en verano por la orientación sur. Antes de nada, puntualizar que la orientación sur es la única que recibe menos radiación en verano que en invierno (porque en verano y en la orientación sur, el sol está muy vertical). De todas maneras, en lugares como la Comunidad de Madrid, es muy recomendable protegerse de la radiación solar en verano. Para ello las casas pasivas se sirven de voladizos, toldos, pérgolas bioclimáticas (o tradicionales), sistemas de lamas, persianas o incluso vegetación. Estos deben estar diseñados para permitir pasar la luz del sol en invierno y bloquear la radiación solar en verano.

También hemos hablado en un artículo específico de las diferentes maneras de protegerse de la radiación solar:

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

Tener en cuenta la dirección del viento predominante

Esta estrategia es menos conocida y consiste en colocar la vivienda en la parcela y diseñarla de tal manera que los vientos predominantes de la zona ayuden a disipar el calor acumulado en la misma durante las horas de máxima radiación solar. Unida a una ventilación cruzada, es una estrategia pasiva muy recomendable en zonas costeras o climas tropicales.

El diseño volumétrico o compacidad

La compacidad se refiere a si la vivienda es más o menos compacta. Una vivienda compacta (como podría ser una casa cuadrada con todos los lados iguales), conserva mejor la temperatura que una vivienda con una forma más irregular. Dependiendo del clima en el que nos encontremos nos interesará que nuestra casa pasiva sea más o menos compacta. En centro Europa, con climas más fríos, puede ser conveniente un diseño más compacto. Sin embargo, en las zonas calurosas de España, un diseño menos compacto ayudará a disipar energía en verano.

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

Reflectividad solar de la envolvente

Esta estrategia puede que sea una de las más antiguas. Debemos saber que la envolvente es la “piel” de un edificio y las partes de la envolvente más expuestas al clima son las cubiertas y las fachadas. Aunque no tenga ventanas, una fachada o una cubierta recibe mucha energía a lo largo del día y, dependiendo de cómo esté construida, puede tener la capacidad de acumular o reflejar parte de esa energía. En climas cálidos y mediterráneos, las viviendas suelen tener tonalidades claras, porque así son más reflectivas y disipan mejor el calor en verano, ahorrando mucha energía en refrigeración.

que-es-y-como-funciona-una-casa-pasiva

Existen más estrategias pasivas pero estas son algunas de las más utilizadas, en parte porque son fáciles de aplicar. Hay que tener en cuenta que, hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, una vivienda pasiva irá equipada con instalaciones y sistemas de alta eficiencia energética que, combinadas con las estrategias citadas anteriormente, permitirán reducir al máximo el consumo energético y garantizar unas condiciones ideales de confort en su interior.

En arrevol estamos especializados en casas pasivas e incorporamos este tipo de estrategias, junto con las últimas tecnologías, en todas las viviendas que diseñamos para garantizar siempre el máximo nivel de calidad de vida y confort de sus ocupantes. Si tienes cualquier consulta sobre la construcción de una vivienda pasiva o la rehabilitación de una vivienda para convertirla en pasiva, ponte en contacto con nosotros.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera