El Escorial, Rosas

Una pareja de emprendedores nos encargó el proyecto de una casa rural, pensada para disfrutar de la Sierra de Madrid desde un espacio interior con un diseño sorprendente y un exterior en plena naturaleza.
El Escorial, Rosas
Localización:
El Escorial
Superficie Construida:
181 m²
Presupuesto Obra:
450.000 €
Nº de Plantas:
1
Duración Obra:
24 meses
Año:
2024

Equipamiento

Dormitorios

4

Baños

5

Retos y dificultades del proyecto:

  • La parcela estaba ocupada por una antigua pista de tenis que previamente deberíamos demoler.
  • La parcela tenía una forma muy irregular y el retranqueo obligatorio era de 5 metros a todos los linderos, lo que complicaba su aprovechamiento.
  • La vivienda debía estar preparada para poderse alquilar por habitaciones, con lo que todas debían tener su propio baño. Esto era una dificultad más ya que incrementaba el tamaño de la casa y complicaba su colocación en la parcela.
  • El ayuntamiento de El Escorial tiene una normativa urbanística muy estricta, que controla en detalle la inclinación de cubiertas, los materiales, colores y hasta el tamaño de las ventanas.

Objetivos que nos marcamos:

  • El diseño y la volumetría de la casa debían estar optimizados para conseguir el máximo aprovechamiento del espacio disponible en la parcela.
  • Buscamos en la fachada principal la orientación sur, abriendo grandes ventanales hacia el jardín y zona de piscina, para conseguir la máxima eficiencia energética. Los ventanales de las habitaciones cuentan con pérgolas en el exterior que les permitirán protegerse de la radiación sur en verano.
  • La privacidad del jardín era importante, por eso decidimos que la vivienda se desarrollaría en todo el lindero que da hacia la calle, generando así una barrera visual arquitectónica hacia el jardín.
  • Conseguimos que todas las estancias tuvieran una fuente de luz y ventilación naturales mediante la disposición de tabiques que no llegan hasta el techo, así como de lucernarios en cubierta.

Claves de la obra:

La pista de tenis que ocupaba la parcela se había construido hacía muchos años y no disponíamos del proyecto original. El estudio geotécnico fue clave ya que, bajo la pista de tenis, descubrimos una capa de gran espesor de piedras de grandes dimensiones que ayudaban a filtrar hacia el subsuelo el agua de lluvia.

El diseño y geometría de la vivienda, que se adaptaba al lindero curvo que da hacia la calle, permitieron aprovechar la parcela al máximo. La complejidad del mismo, nos supuso hacer una dirección de obra exhaustiva, controlando los límites de retranqueo y los diferentes ángulos de la casa. La fachada sur debía ser totalmente simétrica y esto requirió supervisar al milímetro la posición de los pilares y posteriores capas de la fachada, hasta llegar a los acabados.

Entre los requerimientos del proyecto estaba el de utilizar soluciones constructivas que requirieran un mantenimiento mínimo, por eso decidimos utilizar una solución de panel sándwich metálico en la cubierta. Se eligió un color de acabado en gris pizarra para que quedase integrado con el resto de cubiertas de la urbanización.

El resultado:

Una vivienda de diseño y con todas las comodidades en plena sierra madrileña.

Plasmar el diseño de los planos en la construcción real era complicado, pero lo conseguimos a base de esfuerzo y constancia en la fase de dirección de obra. Además, la vivienda va equipada con aerotermia, suelo radiante-refrescante, aljibe para bastecimiento de agua, paneles solares y domótica para conseguir el máximo bienestar en su interior. En el exterior, el resultado es una casa con un diseño moderno pero integrado con el resto de construcciones de la zona.

Fotografías del proyecto

Fotografías del estado original de la casa