Chalet Adosado Mirasierra

Un matrimonio con hijos había encontrado la oportunidad para mudarse a una casa más grande. Se trataba de un chalet adosado que estaba totalmente desactualizado. Nuestra misión era reformarlo por completo para sacarle el máximo provecho y que tuviera la máxima eficiencia energética.
Chalet Adosado Mirasierra
Localización:
Madrid, distrito Fuencarral, barrio Mirasierra
Superficie Construida:
255 m²
Presupuesto Obra:
240.000 €
Nº de Plantas:
3
Duración Obra:
8 meses
Año:
2020

Equipamiento

Dormitorios

6

Baños

5

Retos y dificultades del proyecto:

  • La planta baja era un garaje y una sala de estar abierta hacia el jardín que apenas tenía uso. Había que transformarla en un espacio totalmente habitable y bien aprovechado.
  • El acceso se realizaba por la planta primera y teníamos que cambiarlo a la planta baja, eliminando toda la escalinata de acceso. En el lugar de las antiguas escaleras se sitúa la nueva entrada principal.
  • La casa es de ladrillo visto y era importante mantener la estética del aparejo a pesar de las modificaciones.
  • La vivienda se había construido en 1979, era muy antigua y sin aislamiento. Teníamos que buscar el mejor sistema para aislarla por completo y equiparla con las instalaciones necesarias para conseguir una calificación energética A.

Objetivos que nos marcamos:

  • Adaptar las aperturas de fachada, potenciándolas hacia el sur para ganar radiación solar.
  • Adoptar estrategias pasivas en las ventanas de la fachada sur para protegerlas de la radiación solar en verano. Se instalaron celosías motorizadas en todas las ventanas que dan al sur y una pérgola bioclimática automatizada en el ventanal sur del salón-comedor.
  • Transformar por completo la distribución de la vivienda, adaptándola a los requisitos de nuestros clientes: en planta baja sería lo más diáfana posible con un salón-comedor-cocina totalmente conectados y con grandes ventanales al jardín, en la planta primera y planta segunda se sitúan todas las habitaciones y demás estancias.
  • Modernizar todas las instalaciones de la vivienda para conseguir un consumo energético casi nulo. Se instaló un suelo radiante-refrescante con aerotermia, un aerotermo para ACS y una central de ventilación con recuperación de calor, así como paneles solares en la cubierta.

Claves de la obra:

En esta reforma conseguimos alcanzar dos objetivos que marcaron la diferencia y transformaron profundamente la vivienda: la nueva disposición de la entrada a la vivienda, mucho más accesible ahora que se realiza por planta baja; y la mejora de la eficiencia energética hasta el punto de que la casa apenas necesita energía para funcionar.

Otro gran acierto fue la nueva conexión en planta baja entre el salón comedor y el jardín, que se realiza a través de un porche equipado con una pérgola bioclimática.

Para convertir este chalet en una vivienda sostenible fue necesario realizar una demolición completa su interior, incluidos los trasdosados de fachada. Con la vivienda totalmente demolida excepto su estructura, proyectamos toda una capa de aislamiento del máximo espesor posible y con el que recubrimos incluso los elementos estructurales para eliminar los puentes térmicos.

La tecnología también está presente en esta casa, domotizada parcialmente mediante chips integrados en los interruptores y controlables a través de un iPad.

El resultado:

Un adosado con un diseño modernizado y equipado con la última tecnología

Aunque la vivienda tenía un diseño un poco anticuado, tras la reforma, conseguimos darle un aspecto moderno y actualizado. En el interior, la nueva distribución saca el máximo partido de la vivienda. La planta baja queda totalmente aprovehada con un enorme salón-comedor separados por una chimenea decorativa. En la planta primera el dormitorio principal cuenta con baño en suite y vestidor. En la planta segunda, una sala multiuso diáfana y con vistas al jardín, ayuda a llenar la escalera de luz natural.

La tecnología y el diseño se integran en las diferentes estancias de esta vivienda, consiguiendo unos espacios cómodos, tranquilos y confortables, llenos de luz pero al mismo tiempo protegidos de intenso calor en verano. El consumo energético es mínimo todo el año. A pesar de la complejidad de la obra, el resultado lo ha compensado con creces y así nos lo comunican nuestros clientes.

Fotografías del proyecto

Fotografías del estado original de la casa