Arturo Soria

La reforma de esta vivienda bien se podría considerar la reforma de un edificio completo, ya que cuenta con más de 500 m² repartidos en 4 plantas, ascensor, garaje para 3 vehículos y una instalación fotovoltaica de 10 kW.
Arturo Soria
Localización:
Madrid, distrito Hortaleza, barrio Canillas
Superficie Construida:
453 m² + 90 m² de garaje + 40 m² de terrazas
Presupuesto Obra:
307.000 €
Nº de Plantas:
4
Duración Obra:
9 meses
Año:
2021

Equipamiento

Dormitorios

5

Baños

6

Retos y dificultades del proyecto:

  • Seleccionar a una empresa constructora muy fiable, puesto que el cliente había tenido una mala experiencia previa.
  • El proyecto y la reforma fueron afectados primero por el COVID y luego por la tormenta Filomena.
  • La vivienda reformada debía ser autosuficiente a nivel de consumo energético.
  • Aunque legalmente se trataba de una vivienda, el edificio se había estado usando como oficina y tuvimos que transformarlo por completo no solo en distribución, también en instalaciones.

Objetivos que nos marcamos:

  • Conseguir un diseño original y que potenciase el interior la vivienda.
  • Aprovechar al máximo las dimensiones de la casa, generando espacios lo más diáfanos posibles.
  • Conseguir la máxima eficiencia energética posible y el máximo nivel de confort interior.

Claves de la obra:

Tras un primer intento de reforma que salió mal, el cliente nos contactó y confió en nosotros para darle la vuelta a la situación y conseguir el resultado buscado, una vivienda de alto standing, de consumo casi nulo y con el mejor equipamiento en instalaciones, climatización y domótica. Desde un armario en la cocina, y desde el móvil, se puede controlar toda la iluminación de la vivienda, así como la música que suena en cada estancia.

Planteamos un modelo de vivienda lo más abierto posible, aprovechando toda la luz que entraba por la escalera y por el patio interior de la vivienda. Así, el salón comedor y la cocina son dos espacios longitudinales completamente diáfanos que conectan a través del patio y a través del diseño del foseado del falso techo.

Todas las habitaciones cuentan con baño en suite y la zona principal, de 45 m2 útiles, tiene además un gran vestidor diseñado en colaboración con el cliente.

La última planta cuenta con un gran espacio diáfano que funciona como despacho, con unas vistas impresionantes sobre el skyline de Madrid y con un lucernario que permite el acceso a la azotea para su mantenimiento a la vez que aporta más luz al interior.

El resultado:

Una vivienda de diseño, inteligente, llena de luz y prácticamente autosuficiente

La vivienda impresiona por su tamaño y sus espacios abiertos y continuos, no solo en horizontal, también en vertical gracias al patio y al hueco de la escalera. Cuidamos que la luz natural penetrara en todas las estancias, incluso en el sótano

La casa apenas consume energía 2 meses al año, el resto del tiempo es autosuficiente gracias a la instalación de paneles fotovoltaicos y baterías, a la orientación sur de los grandes ventanales, la mejora del aislamiento del edificio que se llevó a cabo y la instalación de un sistema de aerotermia con suelo radiante-refrescante.

El aire que se respira es siempre fresco y renovado, gracias al sistema de ventilación con recuperación de calor equipado con filtros. Esto permite teletrabajar cómodamente en mejores condiciones que en cualquier oficina y respirar, en el interior, un aire más limpio que el del exterior.

Así, la calidad de esta vivienda no solo está en sus acabados, que combinan piedra, porcelánicos, vidrio y madera, sino también en ese entramado escondido de instalaciones y detalles constructivos que permiten vivir con el máximo nivel de confort.

Fotografías del proyecto

Fotografías del estado original de la casa