Estrella

Un joven matrimonio, al comprar esta casa en el distrito de Retiro, sabía que debían aprovechar al máximo los 144 m² para que sus tres hijos tuvieran espacio para jugar, estudiar y descansar. Aunque los niños eran pequeños en ese momento, seguirían creciendo y la casa debía adaptarse a las necesidades actuales y futuras de la familia. Nos encargaron una reforma integral que sacara el máximo partido del piso.
Localización:
Madrid, distrito Retiro, barrio Estrella
Superficie Construida:
144 m²
Presupuesto Obra:
70.000 €
Nº de Plantas:
1
Duración Obra:
4 meses
Año:
2017

Equipamiento

Dormitorios

4

Baños

3

Retos y dificultades del proyecto:

  • La distribución original antes de la reforma contaba con cuatro dormitorios y un solo baño.
  • El acceso principal a la casa era un pequeño vestíbulo angosto y sin luz natural.
  • La vivienda estaba llena de instalaciones y elementos estructurales del edificio que dificultaban su distribución y debían quedar disimulados tras la reforma.
  • La cocina solo contaba con una pequeña ventana para dar luz y ventilación y se accedía a través de un pasillo con varías puertas.
  • El escaso número de ventanas en la vivienda limitaba la cantidad y ubicación de las habitaciones en la nueva distribución.

Objetivos que nos marcamos:

Para esta reforma de 144m2 construidos nos propusimos lograr:

  • Tres habitaciones grandes con armario empotrado y la principal con vestidor.
  • Un despacho con su armario empotrado.
  • Tres baños, siendo el de la habitación principal en suite.
  • Cocina con lavadero integrado y conectada con el salón-comedor.
  • Un gran espacio diáfano que funcionase como salón comedor.
  • Disimular la escasa altura del piso mediante el diseño de falsos techos.
Arrevol_Reforma Estrella_Estado original.jpg Arrevol_Reforma Estrella_Estado reformado.jpg

Claves de la obra:

El espacio de la cocina con su bancada integrada era uno de los protagonistas del diseño de esta reforma. Era una manera de aprovechar ese espacio entre columnas y nos permitía bañar de luz todo el salón, comedor y cocina.

Algo que se mantuvo desde el primer diseño hasta el definitivo fue ese gran espacio diáfano con salón, comedor y cocina conectados. Tras la reforma, conseguimos dar ventilación cruzada a la casa y muchas más horas de luz natural en espacios que antes no tenían ninguna.

Con la distribución ya decidida, hicimos cambios de altura en la casa de la forma más natural posible, dándole un cierto e inesperado protagonismo a los techos, tabicas y candilejas.

Un imprevisto muy dulce

En el proceso de la reforma la familia nos dio una noticia: venía un bebé de camino. Así que el despacho tuvo que pasar a ser un nuevo dormitorio. Por los baños no hubo problema, ya que cada uno de ellos tendría que ser compartido solo por dos personas.

El resultado:

Una familia satisfecha

Aparte de cumplir todos los requisitos de diseño que nos habían pedido, también se logró un buen control del presupuesto. Tras algo más de cuatro meses de obra, la variación total en el precio fue de 862 €, menos del 1% del total del presupuesto inicial de la reforma.

Fotografías del proyecto

Fotografías del estado original de la casa