Blog

¿Cómo sabemos si un material es ecológico?
¿Cómo sabemos si un material es ecológico?

Ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog acerca de materiales de construcción ecológicos y como suponen una alternativa menos perjudicial para el planeta que los materiales tradicionales, pero ¿qué hace que un material sea ecológico o no?

Fecha:
23 de marzo de 2020
Escrito por:
Jorge Sanfulgencio Tomé
Revestimiento fachada WEO de Fiberdeck.

Los materiales ecológicos o eco-materiales los podemos definir como aquellos materiales que, a lo largo de su ciclo de vida, durante su fabricación, transporte, puesta en obra y una vez colocados, suponen una mejora medio ambiental respecto de un material tradicional. Este tipo de materiales son cada vez más importantes y tienen un papel fundamental en la arquitectura contemporánea.

El uso extendido de los materiales ecológicos puede minimizar de forma muy notable el impacto ambiental de la construcción, al mismo tiempo que aumenta la reciclabilidad de los edificios. Además, la mayor parte de estos materiales contribuyen a la mejora de la eficiencia energética de un edificio.

No existe una forma universal e inequívoca para identificar un material ecológico. Realmente cualquier material que presente al menos una mejora desde el punto de vista medio ambiental en comparación con un material convencional, puede ser denominado ecológico. Debido a esto, en diversas industrias, como la metalúrgica, electrónica, química o textil, han estado desarrollando sin descanso materiales a los que denominan ecológicos y ahora tenemos una amplia gama de estos materiales, antes inexistentes. Pero si es tan fácil denominar a un material ecológico, cómo podemos saber realmente su alcance medio ambiental.

¿QUÉ CONDICIONES DEBE CUMPLIR?

Estructura de bambú de BASA.

Un material ecológico debe contribuir a la reducción de la actual carga medio ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida, y para medir su contribución existen una serie de condicionantes que deberían cumplir:

  • Física y químicamente, los eco-materiales deben suponer una optimización respecto de su homólogo no ecológico, tener mejores propiedades y/o ofrecer un mayor rendimiento técnico.
  • A lo largo de todo su ciclo de vida deben medir su efecto en el medio ambiente y, a ser posible, ofrecer una mejoría. Todos los materiales ecológicos deberían darnos información real a este respecto.
  • Los materiales ecológicos deben ofrecer una mejora ambiental significativa respecto a los materiales convencionales. Esto puede darse de 6 formas distintas:
  1. Utilización de recursos “verdes”.
    • Usar nuevos recursos y las distintas etapas de reciclaje.
    • Reducir el uso de recursos no renovables.
    • Sustituir recursos no renovables por recursos naturales bien gestionados.
    • Reducir el uso de recursos naturales renovables.
    • Aumentar el uso de recursos reciclados.
  2. Impacto ambiental mínimo durante el proceso de fabricación.
    • Reducir las emisiones de CO2 en el proceso de fabricación.
    • Reducir las emisiones de contaminantes en el proceso de fabricación.
    • Incrementar el rendimiento de producción.
    • Reducir el gasto de energía y la cantidad de recursos en el proceso de fabricación, de reciclaje y de eliminación de residuos.
    • Evitar la necesidad de vertederos.
  3. Alta productividad o eficiencia al usarlo.
    • Reducir la cantidad de energía y la cantidad de recursos en el periodo de uso del material.
    • Mejorar la reutilización y la longevidad de materiales y productos.
  4. Sustancias no dañinas o peligrosas.
    • Reducir el uso de sustancias peligrosas o potencialmente peligrosas.
    • Establecer un sistema de recolección de sustancias químicas peligrosas de productos ya usados.
  5. Alta reciclabilidad.
    • Aumentar el porcentaje de recursos reciclados.
    • Progresar en la separación y recuperación de productos no reciclables.
  6. Alta eficiencia de purificación ambiental.
    • Purificar compuestos orgánicos volátiles (COV) en el ambiente.
    • Eliminar sustancias peligrosas en ambientes contaminados.
    • Eliminar sustancias peligrosas en las salidas de humos.

No es necesario que se cumplan todas estas condiciones para ser un eco-material, pero cuantas más se cumplan más seguros estaremos de estar comprando o usando un material realmente ecológico.

¿QUÉ PROPIEDADES TIENE?

Corcho proyectado de KliuCork.

Hemos comentado en el apartado anterior que un material ecológico debe presentar propiedades superiores a las de sus homólogos más convencionales, pero ¿qué propiedades son las que hacen destacar a un eco-material?

  1. Capacidad de ahorro energético durante su ciclo de vida.
  2. Capacidad de ahorro de recursos consumidos para su fabricación.
  3. Reaprovechamiento para reutilizar el material en otros materiales con funciones similares.
  4. Reciclabilidad para reutilizar el material de nuevo como materia prima.
  5. Fiabilidad estructural para utilizarlo con sus propiedades mecánicas más básicas.
  6. Estabilidad química para utilizarlo sin sufrir degradación química.
  7. Capacidad de seguridad biológica para utilizarlo sin causar efectos negativos ecológicos.
  8. Capacidad sustitutiva de materiales similares de peores características.
  9. Capacidad de asegurar la comodidad del ambiente de trabajo
  10. Capacidad de limpieza para separar, eliminar y desintoxicar contaminantes en los procesos de tratamiento medioambiental.

¿CÓMO SE CLASIFICAN?

Lámina estanca Ampatex de Ampack.

Al igual que con la definición, tampoco existe una clasificación oficial, pero a lo largo de los años varios autores han creado su propia clasificación. Basándonos en sus trabajos y considerando el ciclo de vida completo de un material, podemos crear una clasificación de materiales ecológicos dentro del contexto de la sostenibilidad:

  • Por su origen
    • Materiales “cíclicos”:
      • Materiales reciclables.
      • Materiales renovables.
      • Materiales eficientes.
  • Por su funcionalidad
    • Por la protección del medio ambiente:
      • Materiales para el tratamiento del agua.
      • Materiales para la reducción del impacto medio ambiental.
      • Materiales fácilmente desechables y reciclables.
    • Por la sociedad y salud humana:
      • Materiales no dañinos o libres de peligro.
      • Materiales para la reducción del impacto en la salud humana.
    • Por la energía:
      • Materiales para la eficiencia energética.
      • Materiales para lograr energía “verde”.

¿CÓMO SÉ CÚAL ESCOGER?

Ecopanel de Ecocero.

Ahora que ya hemos visto el amplio abanico de opciones a través del cual un material se puede vender como ecológico, necesitamos saber como cuantificarlo y como saber si es de confianza. Si queremos comprar o usar materiales ecológicos en una construcción o en una rehabilitación y queremos asegurarnos de estar usando productos beneficiosos para el medio ambiente, podemos solicitar al fabricante los siguientes datos sobre su material:

  • Emisiones de CO2, SOx y NOx.
  • Consumo de energía y material requerido en la fabricación, el mantenimiento y el posterior reciclaje.
  • Proporción de material reciclado.
  • Huella ecológica.
  • Cantidad e información de sustancias peligrosas utilizadas y liberadas.
  • Energía y eficiencia del material durante la etapa de consumo o uso.

Comprobar todos estos datos puede resultar muy laborioso y complicado para los menos expertos, por esta razón, existen una serie de sellos y certificados de calidad creados con el objetivo de garantizarnos que el producto que estamos adquiriendo es ecológico. Existen cientos de sellos distintos según el tipo de material y el país en el que se fabrica y conocerlos todos resulta imposible, por lo que recomendamos que, si vemos que un producto cuenta con algún sello o certificado ecológico, nos dirijamos a la web emisora de ese sello para comprobar los requisitos que exigen para concederlo.

Estufa de pellets de Ecoforest.

Cada vez son más las empresas que se deciden a fabricar todos sus materiales de forma más sostenible y ecológica. Claramente los eco-materiales serán una parte esencial de la arquitectura de los próximos años.

Compartir

4 comentarios

  1. Leo esto en su reportaje sobre "como optimizar el rendimiento de una placa solar de 3 de junio 2019" y me pregunto, les pregunto: ¿Están seguros que que el color de las monocristalinas es azul? ¿No sera al contrario?

    "Aunque los paneles solares de células fotovoltaicas monocristalinas ofrecen rendimientos superiores a las policristalinas, la mayoría de instalaciones se hacen con estas últimas debido a su diferencia de precio. En cuanto al número de células lo más habitual son los paneles de 72 células con potencias de entre 320 y 330 W. Esta resulta ser la combinación que ofrece el mejor rendimiento en relación a su precio, pero si el precio no es problema y, en cambio, sí lo es la falta de espacio en cubierta, entonces podemos recurrir a paneles de menos células y monocristalinos.
    Como curiosidad, los paneles monocristalinos tienen un color azulado muy característico que los distingue claramente del color casi negro de los paneles policristalinos."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es una casa de steel framing?
Qué es el confort de una casa y cómo se puede medir
¿Cuál es el precio de una reforma integral en Madrid?
7 pasos a seguir para construirse una casa de principio a fin
5 ventajas de construir una casa moderna de madera